acadd_Mesa de trabajo 1 copia 5

Entendiendo la colaboración en su real magnitud

entendiendo-la-colaboración-en-su-real-magnitud

¿Qué es la colaboración?

Debo iniciar este artículo indicando que el concepto de colaboración tiene distintos significados para diferentes personas. Al mismo tiempo, es un término frecuentemente utilizado en muchas industrias, -y ahora último- especialmente en la industria de la construcción. 

Sin duda, el efecto de colaborar se ve reflejado en las grandes innovaciones que hoy vemos y utilizamos. Nada de ello hubiese sido posible sin la presencia de la colaboración. Sin embargo, sin una idea clara e integral de lo que involucra realmente colaborar, difícilmente podremos sacarle el máximo beneficio a este gran habilitador de generación de valor.

Justamente el propósito de las siguientes líneas que comparto, se orienta a que juntos podamos transformar el concepto de colaboración desde una perspectiva cliché a una visión integral y significativa que nos permita entenderla en su verdadera magnitud. En ese sentido, paso a explicar, desde mi conocimiento, los 3 motores que permiten llevar dicho concepto a su máximo nivel.

Creando motivación

El tener un propósito claro que responda a una necesidad, problema o reto específico; permite a los miembros conectar rápidamente con la dirección y la meta propuesta. Iniciar con una aspiración motivadora que mueva y estimule a la gente a superar dificultades, las cuales serían improbables de superar individualmente, facilita la integración del grupo y asegura que todos compartan la misma visión y objetivos. 

Ello también ayuda a generar mayor compromiso y disposición a compartir ideas y conocimiento al servicio del fin común. Sin este componente clave, la colaboración tiende a tener un arranque lento debido a un bajo o nulo sentido de existencia. 

Para lograr este primer cometido, se requiere un alto grado de comunicación e influencia. No basta con definir el objetivo y transmitirlo, el reto está en hacer que todos lo sienten como suyo, es decir, no sólo que compren la idea, sino que sean los principales promotores de la misma. 

Para que esto suceda, es importante dedicarle tiempo y esfuerzo, lo cual incluye pensar y definir los objetivos, hacerlos explícitos, públicos al alcance de todos y principalmente tener espacio para socializarlos y debatirlos para recoger las inquietudes y sugerencias de todo el equipo involucrado.

Convoca a mentes diferentes entre si

He aquí la esencia de la colaboración. Para lograr resultados diferentes, con una visión integral y de alto impacto para el proyecto, negocio o actividad que se pretenda mejorar; es vital adoptar una mentalidad inclusiva, la cual sume a personas con diferentes roles, funciones, experiencias y cultura. ¿Se han imaginado lo potente que sería crear sinergias entre personas muy experimentadas en el rubro con millennials que aprenden velozmente y manejan brutalmente la tecnología? 

Romper esas barreras generacionales y mentales no es cosa fácil. Se requiere facilitadores con mucha capacidad de integrar personas y de integrantes con cierto nivel de empatía, lo que permitirá valorar y respetar las ideas y perspectivas de los demás. Por lo tanto, es imperativo mantener un entorno abierto a nuevas percepciones; y más aún, incentivar la sana confrontación de las mismas, ya que de dichos choques surgirán las mejoras soluciones al problema planteado.

Entornos que facilitan y habilitan la colaboración

Dar forma al «escenario» ideal para que los actores desempeñen integradamente sus roles, es un factor clave para el éxito de cualquier tipo de colaboración. Y si bien, la palabra «escenario» se entiende como espacio físico, quiero hacerlo extensivo al espacio tecnológico y psicológico.

Para que la colaboración prospere en los equipos de trabajo, hay que diseñar e implementar el lugar físico que brinde a las personas las mejores herramientas para generar, debatir e integrar las ideas. La comunicación se potencia si le añadimos el componente visual, si la dejamos en el mundo de las palabras y la imaginación, estaremos dejando de lado grandes oportunidades que mermarán en la efectividad de la colaboración. 

Asimismo, el resultado será más favorable aún si aspiramos a un ambiente basado en la transparencia, que incentive el sentido de comunidad y que brinde una experiencia novedosa a los participantes; todo con el fin de agilizar y enriquecer las interacciones entre los integrantes.

La tecnología al servicio de la colaboración

El aspecto tecnológico no puede dejarse lado, por lo que dicho entorno debe pensarse en soportar las decisiones del equipo, brindando plataformas centralizadas de información, de modo que no existan diferentes fuentes de data y por ende desorientando el proceso colaborativo. 

Además, podemos apalancarnos de la tecnología para favorecer la co-creación de ideas, sobre todo ahora bajo un contexto pandémico. Me refiero a trabajar más en documentos compartidos o herramientas que permitan el acceso sincrónico de varios participantes incentivando un trabajo concurrente e integrado, mas no el acostumbrado trabajo lineal o en serie.

El entorno psicológico e interpersonal hace referencia al liderazgo necesario para desarrollar contextos seguros para la compartición de las ideas y el conocimiento. Promover foros, dinámicas y/o reuniones de camaradería ayudan a construir confianza entre los miembros del equipo, quienes, a raíz de conocerse más, en base a sus destrezas, experiencias y debilidades, permitirá un ambiente más seguro y de alta tolerancia al error para contribuir abiertamente sin restricciones.

Domina la colaboración

Todos quisiéramos que la colaboración se dé naturalmente, pero la verdad es que simplemente eso no sucede, y tampoco porque se lo pidas a la gente, significa que va a suceder. 

Es una práctica que necesita soportarse, facilitarse e incentivarse continuamente para que de frutos. Para generar el valor-agregado que todos buscan, necesitamos juntar al mejor talento en cada disciplina y no segregarlo más. Las grandes innovaciones son el resultado de una excelente colaboración.

Comparte esta entrada de nuestro blog con tus amigos y colegas.

Autor: Raúl Eyzaguirre

WhatsApp chat